****** La Acuarela******
****** La Acuarela******

****** La Acuarela******
Mis enlaces favoritos
Álbum de acuarelas

Técnicas de la Acuarela
Aquí puedes escribir un titular
La acuarela es una pintura sobre papel o cartulina con colores diluidos en agua. Los colores utilizados son transparentes (según la cantidad de agua en la mezcla) y a veces dejan ver el fondo del papel (blanco), que actúa como otro verdadero tono. Se compone de pigmentos aglutinados con goma arábiga o miel. En sus procedimientos se emplea la pintura por capas transparentes, a fin de lograr mayor brillantez y soltura en la composición que se está realizando.
imagen
imagen
imagen
Acuarela, etimológicamente, deriva del latín "aqua" y el diccionario nos lo define como "pintura realizada con colores diluidos en agua y que, emplea como blanco, el color del papel" o "colores con los que se realiza la pintura".
El agua es el medio por el cual se transmite al papel la cualidad y calidad del color de los distintos pigmentos diluidos en este medio, aglutinados con otras sustancias como por ejemplo goma del Senegal, goma arábiga o tragacento, a lo que, los muy puristas, añaden otros componentes como glicerina, miel, hiel de vaca , un agente conservador como puede ser el fenol o el ortofenilfenato de sodio ...
A estas disoluciones se les denomina tintas y los baños con los que bañamos el papel usando el pincel u otro medio, se le llama aguadas.
El agua es la protagonista de la acuarela y la causante de la excepcional transparencia y luminosidad que la caracterizan, imposibles de conseguir casi con ningún otro medio. En su utilización interviene el agua junto a una pequeña cantidad de pigmento que, una vez evaporada el agua, queda depositado en una capa tan diáfana que permite que el color blanco del papel quede a la vista bajo la pintura, proporcionando esta cualidad de transparencia propia de una buena acuarela.

¿Quieres aprender pintar con acuarelas?, pues sentados delante del ordenador y dejando la vista en la pantalla no se aprende a pintar. El saber hacer se conquista haciendo y aprendiendo, sin pecar de impulsos excesivos ni de timideces vanales. Si quieres aprender a pintar, !pinta¡, pero hazlo siguiendo un plan y estableciendo un método. No quieras correr mucho. Tienes que equivocarte y aprender de tus errores.

El conocimiento de un arte no transige con una experiencia anárquica y rebelde. La impaciencia y la precipitación engendran cansancio y, normalmente, llevan a la desilusión y al aburrimiento.

Aunque los primeros resultados no sean todo lo bueno que soñaste, no tienes que caer en el desánimo y seguir insistiendo. Lo que se aprende de una forma teórica, generalmente, no sirve se olvida rápidamente. De nada sirve un conocimiento si no se practica, se utiliza y se experimenta.
Así que adelante!!! la acuarela es magnífica!